Salud | AM.org

¿Cómo diferenciar entre los síntomas de un problema visual y los propios de la vejez?

Escrito por Héctor Tabares O. . Publicado en Salud

Foto: entremayores.es

   Por Paloma Muleiro. Muchas personas mayores consideran que las disfunciones visuales que padecen son causados por la edad y que no tienen solución, sin embargo, este tipo de alteraciones pueden desembocar en estados de discapacidad o dependencia. 

   La salud visual tiene una importancia especialmente relevante a partir de los 65 años pese a que en ocasiones no se le da el protagonismo que realmente tiene. Muchas personas mayores consideran que los problemas visuales que padecen son causados por la edad y que no tienen solución, o simplemente pasan desapercibidos para la personas que los padecen. Pero este tipo de alteraciones visuales repercuten más allá de la esfera visual, afectando a otras áreas como la psíquica, social o funcional.

   Así, las dificultades en la visión condicionan la recepción de información y comunicación con el entorno, pudiendo llegar a afectar el área afectivo-relacional, e incluso limitar la capacidad para realizar tareas rutinarias, desembocando en estados de discapacidad o dependencia. Por ello, cuidar la visión de las personas mayores es importante para evitar que pequeños problemas oculares se conviertan en condicionantes para su autonomía y calidad de vida.

   Pero, ¿cómo diferenciar entre los síntomas de un problema visual del deterioro propio del envejecimiento?

   Las estructuras del ojo cambian con la edad, siendo el ojo  el primer órgano en mostrar signos de envejecimiento. Hacia los 40 años, comienzan las dificultades para ver de cerca debidos a la vista cansada o presbicia y, por otro lado, la córnea se vuelve menos sensible, de modo que las lesiones pueden pasar en ocasiones inadvertidas.

   Hacia los 60 años, las pupilas disminuyen a aproximadamente un tercio del tamaño que tenían a los 20 años  y reaccionan más lentamente en respuesta a la oscuridad o la luz brillante.

   En torno a los 70 años, la visión se reduce porque el cristalino se vuelve amarillento, menos flexible y ligeramente opaco, produciendo cataratas. Asimismo, los ojos que envejecen no producen suficientes lágrimas, lo cual lleva a su resecamiento.

   Las visitas de forma periódica a los especialistas, tanto ópticos-optometristas como oftalmólogos, para “la preservación de una mejor visión a todas las edades y de una mejor salud ocular”, es la mejor solución para controlar si existen enfermedades oculares, según indica Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Óptico-Optometristas.

   Principales patologías

   Las principales patologías oftalmológicas que afectan a las personas mayores son la presbicia o vista cansada, cataratas, degeneración macular asociada a la edad, síndrome del ojo seco, glaucoma y desprendimiento de retina.

   LEER MÁS AQUÍ en entremayores.es

Medellín: Carrera 43 E Nro. 11 – 32 | Bogotá: Carrera 19 A Nro. 63 C – 50 | Contáctenos
Somos de la Mesa de Trabajo por la Vida de Medellín
Nominados en 2014 al VI CONCURSO DE EXPERIENCIAS GERONTOLÓGICAS “UNA SOCIEDAD PARA TODAS LAS EDADES”
por la Red Latinoamericana de Gerontología –RLG.
Construimos la memoria del país por la reconciliación y el perdón.
Asuntos Mayores © 2012 - 2018 | Todos los derechos reservados. - Diseño web: alojatuempresa.com