Arte | AM.org

El sueño del pintor Fernando BOtero: “Seguir trabajando y aprendiendo el mayor tiempo posible. Esto se está acortando...”.

Escrito por El Colombiano. Publicado en Arte

Foto: El Colombiano

   Cartas van y vienen, estas son las repuestas que en exclusiva entregó el maestroFernando Botero a EL COLOMBIANO ahora que Medellín celebra su visita y su obra en una experiencia inolvidable: El Circo. 

   ¿En qué momento de su vida fue consciente de que era un artista y se sintió cómodo llamándose a sí mismo así?

“El día que hice algo pretendiendo que fuera arte, ese día me convertí en un artista”.

   ¿Cuánto de disciplina y cuánto de talento?

   “Yo creo que el artista nace como se nace cura. Después debe haber una entrega total para realizarse”.

   ¿Es aún difícil el primer trazo en un lienzo blanco o la primera marca en el material de una escultura?

“Yo pinto antes mis telas de rojo para no tener el problema de la tela blanca”.

   ¿Cuándo sabe que la obra está terminada?

“Es difícil saber, pero hay cierta paz que se siente en el cuadro cuando todos los elementos encuentran su lugar y su color. Rembrandt decía que la obra está terminada cuando el artista para de pensar”.

   ¿Cómo y por qué diseñó los trazos de su firma?

“Al principio me firmaba Botero Angulo y luego simplifiqué mi nombre. Las letras cambian un poco con los años”.

   ¿Ha tenido un deseo desde la plástica que no ha logrado, un imposible?

“Muchos. La pintura es inagotable y muy compleja. Nunca se puede decir que uno aprendió a pintar”.

   ¿Cuál es su próximo sueño como artista?

“Seguir trabajando y aprendiendo el mayor tiempo posible. Esto se está acortando...”.

   ¿Ha visto alguna vez desde un rincón escondido las reacciones del público a su obra? ¿Recuerda alguna anécdota especial?

   “Por lo general yo no tengo contacto con los que tienen mis obras. Todo mi tiempo está dedicado a mi trabajo y son los galeristas los que compran y venden mis obras. Nunca pregunto quién las tiene, solo cuando se trata de alguien célebre te cuentan quien adquirió la obra”.

   ¿A cuál artista le hubiera gustado espiar mientras trabajaba?

   “Es una lástima que la gran tradición de la pintura se perdió. Antes los jóvenes veían trabajar al maestro y esa es la mejor lección. Hoy en día uno tiene prácticamente que “inventar” la pintura porque no hay quién se la enseñe. Afortunadamente hay libros de correspondencia y memorias de algunos de los más grandes y estos testimonios son de un valor inmensurable para un pintor. Qué maravilla haber tenido la suerte de ver pintar a Velázquez, a Tiziano, a Veermer... a tantos otros”.

   ¿Para quién modelaría y cuál pose escogería?

“Nunca me pasó por la cabeza posar”.

   ¿Cuál es esa obra de su colección personal que cada vez que la ve lo detiene por más tiempo en su andar?

“En mi colección personal yo tenía varias obras de gran categoría que aún los museos de Europa me las pidieron como préstamo para exposiciones. Recuerdo El Miró, el Max Ernst, el Bonnard que estuvo en la National Gallery de Londres y en el Moma, y una formidable maternidad de Max Beekman. Todas esas obras y muchas otras están en mi museo en Bogotá”.

   ¿Cuando su mente descansa a dónde va?

“Yo descanso poco porque mi placer es el trabajo y me canso mucho descansando”.

   TODA LA ENTREVISTA AQUÍ EN ELCOLOMBIANO.COM

Medellín: Carrera 43 E Nro. 11 – 32 | Bogotá: Carrera 19 A Nro. 63 C – 50 | Contáctenos
Somos de la Mesa de Trabajo por la Vida de Medellín
Nominados en 2014 al VI CONCURSO DE EXPERIENCIAS GERONTOLÓGICAS “UNA SOCIEDAD PARA TODAS LAS EDADES”
por la Red Latinoamericana de Gerontología –RLG.
Construimos la memoria del país por la reconciliación y el perdón.
Asuntos Mayores © 2012 - 2018 | Todos los derechos reservados. - Diseño web: alojatuempresa.com